El 2017 fue el año más catastrófico para UBER y esto es todo lo que puedes aprender de ellos.

Uber, la gran red trasnacional de transporte privado, recordará el 2017 como el año más negro de su historia.

Esta empresa, una de las pioneras del servicio de taxi mediante una aplicación, enlaza a personas que desean trasladarse de manera económica y segura con personas interesadas en rentabilizar su tiempo trabajando como taxistas para este servicio.

Sin embargo, por muy rentable que pueda parecer su modelo de negocio, en el año pasado se dieron una serie de sucesos que marcarán el futuro de esta empresa de manera irreversible.

 

El Consejero de Donald Trump

 

A principios del 2017, Travis Kalanick, co – fundador de Uber, despertó una gran polémica al formar parte del grupo de empresarios que asesoraban al también polémico presidente Donald Trump. Esto en el contexto en el que Trump impulsó medidas contra los migrantes en Estados Unidos.

La crítica hacia Kalanick radicaba en que muchos usuarios consideraban inconsecuente que el CEO de dicha empresa apoyara a Trump cuando muchos de sus taxistas se verían afectados por las medidas migratorias del presidente de EEUU.

Esto, sumado al supuesto aprovechamiento de UBER durante una huelga de taxistas, provocó sendas campañas de boicot donde el hashtag #deleteuber (#borrenauber) se hizo viral en todas las Redes Sociales.

Finalmente, ante la presión de sus usuarios, Kalanick se vio obligado a renunciar al apoyo a Trump, pero el daño ya estaba hecho para la empresa.

¿Qué podemos aprender? En el mundo de los negocios es crucial establecer la red de contactos apropiada, especialmente cuando se trata de formar alianzas estratégicas. Se hace indispensable que nuestros contactos sumen a nuestra identidad como emprendedores y nos nos retiren prestigio.

Además, nunca debemos subestimar el gran poder que tienen nuestros clientes o público sobre nuestro prestigio. Al final, son ellos quienes tienen la última palabra. Y el poder de nuestro público se intensifica en estos tiempos, pues con las Redes Sociales, basta una simple publicación viral para tirar abajo nuestro trabajo de años.

 

Las multas millonarias

 

Cuando parecía que el inicio del 2017 no podía ser peor, Uber recibió una multa de 20 millones de dólares proveniente de la FTC (siglas en inglés para Comisión Federal de Comercio de los EEUU) por mentir acerca del programa de beneficios para sus conductores.

En el sitio web de dicha empresa, se afirmaba que el ingreso anual promedio de los conductores de UBERx oscilaba entre 90 000 dólares en Nueva York y 74 000 en San Francisco, cuando la realidad mostraba montos mucho menores en ambos estados: 61 000 en NY y 53 000 en San Francisco.

Esta multa también correspondía a otras tergiversaciones hechas en su programa de precios de compra y arrendamiento de vehículos.

El monto a pagar sería destinado a indemnizar a los propios conductores de UBER que se vieron afectados por los costos inflados y las tergiversaciones. Además, se le prohibió a UBER usar publicidad engañosa para captar nuevos usuarios o conductores.

¿Qué se puede aprender? Muy al margen de las multas costosas, lo que UBER está sacrificando es su prestigio y la relación de confianza con potenciales clientes, todo por apelar al facilismo de engañar a su principal motor de ventas, como son los conductores que se afilian a su servicio.

Muy al margen de lo desesperados que podamos estar por obtener resultados, es indispensable no caer en el truco de usar argumentos engañosos o publicidad falsa para ofrecer nuestros servicios. La base de toda buena relación con un cliente es la confianza, y cuando por alguna razón se descubren los engaños, es lo primero que se pierde y lo más difícil de recuperar.

 

El acoso sexual

Susan Fowler. Fuente: https://www.dailydot.com

 

Susan Fowler, ingeniera y ex trabajadora de UBER, publicó en su blog la cruda experiencia que atravesó al laborar para esta empresa, donde experimentó discriminación y acoso sexual.

Esta publicación ameritó una investigación fiscal y los resultados trajeron como consecuencia el despido de más de una veintena de trabajadores de UBER, incluyendo personas del área directiva.

Pero esta denuncia fue sólo la punta del iceberg, puesto que luego de la investigación, diversas trabajadoras denunciaron haberse acercado al área de Recursos Humanos de la empresa para denunciar problemas de acoso, sin recibir respuesta.

Todas estas denuncias desencadenaron una de las crisis institucionales más grandes dentro del mundo empresarial, que ameritó una revisión total de los valores institucionales de UBER y una reforma a nivel de RRHH y de gestión interna de su personal.

¿Qué podemos aprender?: Crecer como empresa no es sinónimo simplemente de generar ingresos. Una gran compañía se debe a la calidad de sus empleados, y es indispensable aprender a vivir los valores institucionales del lugar donde trabajamos.

Como podemos ver, el año que pasó no ha sido muy beneficioso para dicha empresa de Silicon Valley, y con todo este contexto, sería interesante como emprendedores el hacer seguimiento de la forma cómo enfrenta dicha empresa la crisis en este nuevo año.

Seguiremos atentos.

1 comentario en «El 2017 fue el año más catastrófico para UBER y esto es todo lo que puedes aprender de ellos.»

  1. Wilfredo Herrera Huayanay | el mayo 22, 2018 a las 9:27 pm | Responder

    Querida amiga, Paola, me emociona la posibilidad de poder trabajar en tu Programa de Asistente Virtual, no obstante que soy jubilado y adulto mayor. Soy profesional, me considero de una amplia cultura general y especializada en contabilidad y finanzas; tengo también experiencia en periodismo.Tengo facilidad para escribir y leo mucho. Domino el español e inglés medio. Aunque tarde he aprendido computación (Unos 5 años) tengo vivo interés de aprender mucho más, sobre todo si, como en tu Programa Virtual, se pueden recibir ganancias o una remuneración fruto del trabajo. Te agradeceré me digas si califico para tu Programa de Asistente Virtual. Te felicito por tus éxito en plena juventud y te deseo mayores triunfos profesionales.
    Saludos. Wilfredo Herrera Huayanay. Wilfrewilly26@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*